Rosquillas fritas – Monasterio de Jesús María del Socorro

8,90 IVA incluido

Las tiernas rosquillas fritas son elaboradas en el obrador del Monasterio de Archidona en la provincia de Málaga, son un dulce tradicional preparado casi en cualquier parte de España. Típicas de Cuaresma y Semana Santa pero siempre deliciosas, estas rosquillas están hechas con productos naturales como aceite de oliva virgen, huevo, leche, harina, canela, matalahúga y  raspadura de limón. Apetecibles a cualquier hora.

 

Descripción

Un Tesoro de Tradición Conventual: Rosquillas Caseras

Descubra la autenticidad y el sabor incomparable de nuestras Rosquillas Fritas, un manjar elaborado con devoción y experiencia centenaria por las talentosas manos de las monjas del Monasterio de Jesús María del Socorro en Archidona. Nuestras rosquillas, fieles a una receta ancestral, son una muestra de la maestría artesanal y la espiritualidad que las monjas han transmitido de generación en generación.

Sabor que Resplandece en la Simplicidad

Las Rosquillas Fritas del Monasterio de Jesús María del Socorro son una expresión sublime de la repostería de convento. Con ingredientes puros y naturales como el aceite de oliva virgen, huevos frescos, leche de calidad y una pizca de canela, estas delicias son un tributo a la simplicidad y la excelencia culinaria. Cada bocado es un recordatorio de que la tradición perdura en el tiempo.

Artesanía Inspirada por la Fe

Nuestras monjas, guardianas de una receta centenaria, elaboran estas rosquillas con una dedicación que va más allá de lo terrenal. Cada paso del proceso se realiza con amor y oración, infundiendo a cada rosquilla un toque divino que las hace únicas. Cada compra de Rosquillas Fritas contribuye al sustento del monasterio y a la continuidad de esta noble tradición.

Convierta su momento de indulgencia en una experiencia celestial y disfrute de las Rosquillas Fritas del Monasterio de Jesús María del Socorro, un tesoro de repostería de convento que encantará su paladar y su alma.

 

INGREDIENTES:

Aceite de oliva virgen, huevo, leche, harina, canela, matalahúga, raspadura de limón.

Peso: 300 g por caja.
Caducidad: 3 meses.

Manténgase en un lugar fresco y seco.

Para más información sobre este convento pulsa en este enlace.

Información adicional

Peso360 g
Dimensiones17 × 18 × 4,5 cm
Caja de

250 gramos, 500 gramos